La Moral de los seguidores de Trump

A pocos días de las elecciones en Estados Unidos, hemos observado diferentes tipos de análisis tratando de explicar por qué Trump tiene tantos seguidores. Estos análisis se han centrado en estudiar aspectos étnicos, económicos y sociales de los votantes; sin embargo, poco se ha analizado a la luz de la Psicología Moral. En la presente entrada revisamos una serie de estudios y entrevistas dadas por Haidt y otros investigadores de la Moral para entender qué motiva a los seguidores de Trump y por qué consideran que su opción es la moralmente correcta.

Anuncios

branco-trump-and-hillary

Hace unos meses el Pew Research Center señalaba que los seguidores de Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, eran en su mayoría hombres blancos, mayores de 50 años que profesaban algún tipo de religión y sin estudios superiores [1]. De acuerdo a The Washington Post, los seguidores de Trump también estarían entre los más pobres, al menos un 50% de ellos ganaría menos de 50 mil dolares al año [2]. Y para terminar de completar la imagen, de acuerdo a diversas encuestas realizadas por Reuters, los seguidores de Trump tienen mayores actitudes negativas hacia afroamericanos, musulmanes e inmigrantes [3].

Esta es la radiografía que las principales encuestadoras y grupos de investigación estadounidenses han hecho de los seguidores de Trump; sin embargo, la pregunta que muchos se han venido haciendo en este tiempo es ¿qué motiva o qué pasa por la mente de aquellos que siguen a Trump?, y ¿si estos creen que votar por él es lo moralmente correcto?  En una entrevista para el New York Times [4], el psicólogo social Jonathan Haidt señala que muchos votantes estadounidenses perciben que el orden moral del país se viene resquebrajando, y que estos ven en Trump una opción para terminar con el caos y desorden provocado por las diversas “amenazas externas” en las que creen, que van desde el Estado Islámico, los refugiados sirios o la inmigración ilegal latinoamericana. Para Haidt, Trump no es un típico conservador, él es un autoritario, alguien que quiere restituir el status quo y quienes sus seguidores piensa que ello es lo correcto.

El voto en EEUU desde la Teoría de los Fundamentos Morales

De hecho, Haidt, Graham y otros colaboradores, en el marco de una encuesta de opinión pública a nivel nacional [5], estudiaron la intención de voto hacia los candidatos presidenciales y su relación con los fundamentos morales, los cuales son las creencias e intuiciones morales que tienen las personas y por las cuáles deciden si algo es bueno o malo (para mayor información aquí). Los fundamentos analizados en los encuestados fueron 6: Daño/cuidado, Justicia/engaño, Libertad/opresión [6], Lealtad/traición, Autoridad/subversión y Santidad/degradación.

Los resultados señalaron que aquellos que votarían por Trump tendían a darle: 1) menor importancia al fundamento de Daño/cuidado, el cual mide la tendencia psicológica de considerar como parte de la moral el cuidado y la protección hacia los más vulnerables; y 2) mayor importancia a los fundamentos relacionados al conservadurismo social – Autoridad, Lealtad y Santidad. Para estos investigadores ese era el retrato de los autoritarios, una alta valoración a la obediencia y un menosprecio por la compasión hacia otros, especialmente las minorías y los más vulnerables.

Asimismo, los autores señalan que el voto republicano ha estado guiado por otros valores relacionados al autoritarismo. Por ejemplo, señalan que los republicanos están preocupados por el valor de equidad proporcional; el cual refiere a que cada persona merece recibir retribuciones de la sociedad en base a lo que logra y no en base a sus necesidades. En ese sentido, los republicanos sienten que medidas como el Obamacare u otra destinadas a apoyar a quienes más necesitan son totalmente injustas.

Esta combinación de valores y fundamentos morales nos permite entender resultados como que el 56% de los votantes por Trump tiene poco a nada de respeto por las instituciones democráticas [7], a diferencia del 37% de votantes de Clinton en el mismo indicador. Por ello, no debe sorprendernos frases de Trump que sugieran el no reconocer los resultados electoras si pierde. Y es que al valorar fuertemente fundamentos relacionados al conservadurismo social, los fundamentos de Daño y Justicia, que buscan la preservación de los derechos individuales, pueden ser obviados a fin de preservar el orden, como la evidencia en psicología política ha sugerido previamente [8].

Como resume Haidt en una entrevista para Bloomberg [9], lo que diferencia republicanos y demócratas es el énfasis que le dan a los fundamentos de cohesión y conservadurismo social. Señala además, que el fundamento de autoridad ha definido la agenda republicana, es fundamental reestablecer la ley y el orden en el país; y como ha apuntado Trump, esto se logra a través de líder fuerte, que es lo que se necesita. Esto se relacionará a otro fundamento, el de la Santidad, ya que según la percepción de los republicanos, se está destruyendo las bases de la sociedad, como permitiendo el matrimonio entre personas del mismo sexo o la inmigración. Además, el fundamento de Lealtad  también ha ocupado gran parte de la campaña de Trump, al apelaral orgullo por la cultura americana.

Por último, los valores y fundamentos morales son los elementos psicológicos que subyacen a las opiniones de las personas; por tanto, esto agrega un nivel de análisis distinto a los clásicos enfoques socio-demográficos; permitiendo entender que los votantes de Trump perciben el mundo diferente a los votantes de Hillary; y ante ese mundo, es lo moralmente correcto votar por alguien que le devuelva el orden a ese “mundo caótico” producto de esas amenazas externas.

Imagen extraída de: http://www.progressivestoday.com/perfect-cartoon-nails-difference-donald-trump-hillary-clinton/

Referencias

[1] http://www.people-press.org/2016/08/18/1-voters-general-election-preferences/

.[2] https://www.washingtonpost.com/news/the-fix/wp/2015/12/15/who-really-supports-donald-trump-ted-cruz-ben-carson-marco-rubio-and-jeb-bush-in-5-charts/

[3] http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/13/estados_unidos/1473730578_086524.html

[4] http://www.nytimes.com/2016/01/06/opinion/campaign-stops/purity-disgust-and-donald-trump.html?_r=0

[5] http://www.vox.com/2016/2/5/10918164/donald-trump-morality

[6] El fundamento de Libertad/opresión es un fundamento recientemente agregado que aborda la reacción hacia las restricciones en nuestras decisiones y acciones. En este estudio pueden explorar más.

[7] http://www.people-press.org/2016/10/27/as-election-nears-voters-divided-over-democracy-and-respect/

[8] Jost, J. T., Glaser, J., Kruglanski, A. W., & Sulloway, F. J. (2003). Political conservatism as motivated social cognition. Psychological bulletin, 129(3), 339.

[9] https://www.bloomberg.com/view/articles/2016-07-20/the-republican-convention-translated-for-liberals

Autor: Dante Solano Silva

Psicólogo Social, interesado en entender la moral, la cognición política y el bienestar de las sociedades latinoamericanas. Además de investigador, he tenido la oportunidad de aplicar estos conocimientos a la gestión y política pública de mi país. Amante de la ópera, me encanta una buena comida, así como una buena botella de pisco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s